YO SOY GAMARRA
OPORTNIDADES DE NEGOCIOS

Informalización e internacionalización de Gamarra, Perú: De barrio marginal a centro
metropolitano

El desarrollo de la industria de confecciones de Gamarra como subcentro metropolitano, documenta el potencial de un distrito marginal dentro del contexto de la globalización. Este potencial es importante no sólo por las oportunidades económicas abiertas en términos de empleo y desarrollo empresarial para un sector significativo de la población, sino especialmente porque establece nuevos patrones que podrían ser aplicados a regiones metropolitanas que están expandiendo sus conexiones internacionales.

Gamarra tradicionalmente abastecía a la población de más bajos ingresos de la región metropolitana y del resto del país, y durante la crisis económica de
finales de los años ’80 comenzó a atraer a una clientela de clase media, afectada por una importante reducción en sus ingresos.
INTERNACIONAL

El caso de Gamarra documenta una alternativa de desarrollo que reduce las condiciones de inequidad social y económica, al eliminar los obstáculos que enfrentaban las pequeñas empresas de barrios marginales en su interacción comercial y financiera a nivel internacional. A nivel espacial representa una alternativa que contribuye a la consolidación del centro urbano y a una mejor utilización de servicios e infraestructura existente, al mismo tiempo que limita la expansión suburbana y el deterioro de las condiciones ambientales. El presente artículo está organizado en tres secciones. La primera sección, cambios en las políticas industriales, condiciones de empleo, y demanda local, cubre una breve reseña del contexto político y económico nacional. La segunda sección, crecimiento y configuración de Gamarra, incluye un perfil económico y espacial de la emergencia de este distrito como centro metropolitano de confecciones. La tercera sección, configuración de redes de producción e información, presenta un análisis de los factores claves que hicieron posible la transformación de Gamarra.

La fábrica de confecciones más grande de América del Sur
Se estima que existen en Gamarra cerca de 8 mil talleres de confecciones, con un promedio de cinco máquinas cada uno. ¡Gamarra es una fábrica de 40 mil máquinas de confecciones! Como ya dijimos, la más grande de América del Sur. Ahora bien, no necesariamente una fábrica grande es eficiente, y Gamarra hoy día no lo es. Mucho se podría hablar de todo lo que a nivel técnico productivo le falta a Gamarra: los espacios para los talleres son muy reducidos, la maquinaria no es automatizada, faltan métodos de trabajo modernos que minimicen los tiempos de fabricación de las prendas; es decir, falta divulgar y efectivizar el manejo de la ingeniería industrial, con estudios de métodos y tiempos, que permitan elevar la productividad. Además, aplicar el control de calidad total, que involucre la materia prima, el proceso productivo y el producto terminado.
Todos estos enunciados son válidos y corresponden al diagnóstico de un ingeniero industrial. Lo que uno no llega a comprender es por qué estos enunciados son utilizados para anular las posibilidades de inversión para el desarrollo de Gamarra, por qué sirven para deprimirnos, inmovilizar voluntades, liderazgos y responsabilidades, en vez de constituir una agenda de trabajo. Porque uno podría ver las cosas de otra manera y frotarse las manos ante las enormes posibilidades que presenta el futuro si es que se invierte en generar los cambios necesarios en Gamarra; uno podría decir: «caray, si solucionamos estas pequeñas cosas la ganancia que tendríamos sería enorme». Porque el hecho concreto es que en Gamarra ya se hizo la inversión más cara: máquinas, inmuebles, años de experiencia empresarial. Si a eso se le agrega asistencia técnica, preparación de operarios, ingeniería, manejo gerencial, optimización de procesos, la productividad se incrementaría radicalmente y los peruanos tendríamos una enorme fábrica exportadora de ropa produciendo divisas y empleo.